Mi no vida

Tus manos fueron palabras sobre mi cuerpo: me contaban historias de viejos rencores y ancestros conservadores y de olor a rabia y animosidad, pero yo solo escuchaba flautas dulces de Hameln, porque mi piel había sido esculpida durante milenios para ser muro de tan atroces pinturas negras. No hubo arte en tu cuidado ni belleza […]